30 de septiembre de 2017

Reglas claras y calidad de servicio: lo que trae la Ley de Velocidades mínimas garantizadas de acceso a Internet

VelocidadInternet

El proyecto de ley será votado en la sala del Senado en las próximas semanas y establece la obligación de transparentar la oferta y eficacia de los servicios.

La Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia, aseguró que con esta iniciativa se elevará el estándar de calidad del servicio para la ciudadanía.

Regla claras, protección de los derechos de los usuarios y un mayor estándar en la calidad de servicio con el fin de asegurar una mejor experiencia de uso, son tres de los aspectos más relevantes de la Ley de Velocidades mínimas garantizadas de acceso a Internet que será votada en la sala del Senado durante las próximas semanas.

La iniciativa modifica la Ley General de Telecomunicaciones y establece la obligación de fijar un nuevo marco de la velocidad de navegación, con la finalidad de que los clientes de las empresas proveedoras cuenten con información transparente, para así asegurar que los usuarios tengan claridad respecto a las prestaciones de los servicios que contraten.

En medio de su tramitación, la propuesta ha concitado un apoyo parlamentario transversal y ha contado con el respaldo técnico del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, cuya titular, la Ministra Paola Tapia, recordó que con estas modificaciones se avanzará hacia relaciones de mayor claridad entre usuarios y proveedores.

“Internet, hoy en día, es muy relevante en la vida de las personas. Con este proyecto de ley tenemos la convicción de que vamos a reforzar la transparencia de los servicios de Internet, los usuarios podrán conocer claramente las reglas de los servicios que contraten. Actualmente, muchos usuarios ven frustrada su necesidad de contar con mejores experiencias de uso, al no recibir el servicio de Internet que contratan y este proyecto va en la línea de mejorar esos servicios”, dijo la Secretaria de Estado.

Más transparencia, calidad real

El proyecto de Ley, fruto de una moción parlamentaria del Senador Guido Girardi, establece como obligación que las prestadoras de servicios consignen en los contratos y en la publicidad la velocidad promedio de acceso y navegación, de manera que el usuario tenga la mayor claridad de lo que contrata y pueda exigir su cumplimiento.

En tanto el Senador Guido Girardi, indicó “queremos garantizar que el acceso a Internet y la calidad de funcionamiento de este sean adecuadas a las necesidades que vienen. Por lo tanto este proyecto es revolucionario en el mundo, tal vez uno de los más avanzados porque establece una velocidad mínima garantizada para que la empresa cumpla con la velocidad prometida”

La iniciativa contempla, además, una batería reglamentaria para el cumplimiento de la oferta y entrega de servicio, para que pueda ser comercializado como Internet de banda ancha.

“Como Subtel vamos a hacernos cargo de salvaguardar los intereses de los usuarios de Internet, con la fiscalización permanente del cumplimiento de los contratos y de lo que allí se ofrece, y en base a reglas que establezcan que los contratos ofrecidos, y la publicidad de éstos, expliciten la velocidades promedio garantizadas y que ello se condiga con el concepto comercial de Internet de banda ancha”, explicó el Subsecretario Rodrigo Ramírez.

Las modificaciones al cuerpo legal consideran la incorporación de tres mecanismos de verificación del cumplimiento de las exigencias de velocidades ofertadas, a través de mediciones individuales, mediciones por un tercero independiente y la fiscalización de Subtel.

El cotejo se aplicará en los tramos horarios de mayor y menor congestión o tráfico, y los operadores deberán poner a disposición de los usuarios un sistema de medición, cuyos resultados habilitarán a éstos a solicitar la reparación o restitución del servicio, así como una compensación por el tiempo en que el servicio no se hubiese encontrado disponible o haya funcionado de forma defectuosa.